Inspiration & Expert Advice on What Matters Most

Posts Tagged ‘spanish’

Ayer 30, Hoy 40

In Career, Contributors, En Español, Entrepreneurs, Family, Lifestyle, Relationships on October 4, 2017 at 08:18

Amy40

Por Isis Santana

De nuevo es 3 de octubre, esta vez, de 2017, día especial para mí por diferentes y muy importantes motivos: Hoy celebro el día de mi profesión, la odontología, a la que he dedicado formalmente 17 años de mi vida, de manera ininterrumpida, con muchos altibajos y sacrificios, pero ejercida con mucha pasión y mucha alegría de recibir la recompensa de un esfuerzo continuo.

Un 3 de octubre me convertí en mamá por primera vez…cuando ya tenía mi plan de vida perfecta y mentalmente organizado, proyectado a los siguientes 7 u 8 años de vida, Dios me informó que tenía una mejor idea para mí y me demostró su amor infinito regalándome uno de sus mejores ángeles como hijo. Hoy, mi primer hijo, quien estrena sentimientos que aún desconozco, cumple 16 años y recordar sus primeros años me llena el alma de una sensibilidad que no sé describir.

Hoy, 3 de octubre de 2017, es mi último día dentro de la agitada y edificante década de los “30”, una década que inició con enormes expectativas y afanes aún más grandes.

Varias cosas se conjugaron para que esta etapa que hoy termina fuera tan especial: La responsabilidad de criar nuestros dos niños de manera digna, la energía natural que emana cuando las mujeres sentimos la necesidad de ser entes productivos e independientes (pecando muchas veces de robar el tiempo de los hijos para trabajar, tanto, hasta enfermar inclusive), una energía que la da los años y que te permiten ser atrevida ante tomas de decisiones que te plantean en la cara: “o lo haces o te estancas”, o te ponen a calcular: “¿Qué es lo que puedo perder?, ¿Si no sale bien, qué hago?…al final, calculaba mis riegos y lo único que podía perder era algo de dinero o que por falta de tiempo no pudiera cumplir con tal o cual cosa…y esas dos variables siempre tienen solución…entonces, simplemente me lanzaba. Para ser honesta extraño ese motor que me empujaba a hacer más, pero nos toca avanzar.

Han sido 10 años de aprendizaje y autoconocimiento. Pensaba que al llegar a mis “40” me iba a mantener como la misma persona. Me resultaba muy gracioso que muchas mujeres a esta edad se llenaban la boca de decir que eran “otra persona”, que ya no les preocupaba tanto lo que creyeran o dijeran de ella, que habían aprendido a decir “NO”, que aceptaban su cuerpo, que ahora quieren “hacer lo que les gusta”, que son “más claras y directas”, etc. Me parecía un discurso de crisis de mediana edad…y aquí estoy repitiéndolo orgullosa.

Estos años me hicieron entender que las expectativas son realmente dañinas, que sólo traen decepción y lejanía. En un matrimonio, cuando esperas que el otro haga, diga o reaccione de una forma en particular (según lo que tú consideras que “debe ser”) y no sucede de esa forma, entonces viene una ola de reclamos necios que sencillamente van interponiendo un brazo de distancia entre los dos. Entendí que somos diferentes y hago un gran esfuerzo por dejarlo ser. Entendí que tampoco quiero sobre mi espalda el peso de altas expectativas sobre mí. Quiero sentir la libertad de ser quien realmente soy, no la que piensas que soy, ni la que quieres que yo sea…yo, soy yo…no más, no menos.

Aprendí que estamos en constante crecimiento y transformación, no solo por los años, sino también porque creces con tus hijos y sus cambios.

Aprendí que los cambios son constantes y muchas veces ocurren de manera inesperada, y que nos toca estar dispuestas a adaptarnos a lo que la vida nos presente. Hoy quisiera dedicar mi tiempo a otro arte, la fotografía y ya no tanto a la odontología. Llevo AÑOS tratando de identificar qué es eso nuevo a lo que me quiero dedicar y por considerar las opiniones de otros antes que las mías, no había hecho el cambio definitivamente. He probado a educarme en varias de mis pasiones, este es el momento de  la fotografía y el que más ha llenado el espacio que buscaba ser satisfecho. Cuando miro atrás, al último año y medio, siento en el corazón que el universo ha conspirado para que me dedique a ella y lo disfrute ahora que puedo ir soltando el acelerador.

Sin dudas mis grandes aciertos van enfocados a la maternidad, aunque con el tiempo he llegado a identificar errores que he cometido en la crianza de mis hijos, definitivamente no pesan nada cuando comparas eso con el tipo de persona, estudiantes, hijos, amigos, que han resultado ser.

Dentro de mí los cambios son muy marcados. Ya no me siento en la capacidad de hacer o decir cosas porque otro así lo espera. No me siento cómoda cuando me sobrevaloran porque eso significa que debo mantener un nivel ante tus ojos y expectativas. Prefiero que quien me vaya a querer me quiera tal cual soy. Me siento mucho más cómoda siendo más directa y andando con menos rodeo con la gente, aunque sigo manteniendo la idea de que para ser directo no hay que irrespetar, levantar la voz o atropellar al otro.

Deseo, al inicio de esta nueva década, que simplemente pueda enamorarme de la nueva YO. Que siga educando mis sentidos para apreciar los pequeños detalles y regalos de la vida. Que pueda nivelar de manera justa para mi bebé de 2 años, las exigencias impuestas a sus hermanos y disfrutar las diferentes etapas de cada uno en su máxima expresión. Deseo verdaderamente emprender en el mundo de mi pasión, la fotografía y hacerlo con el entusiasmo que le tengo en este momento por muchos, muchos años.

Agradezco a los “30” el haber experimentado dentro de esa sola década la transformación de una mente agitada, complaciente, exigente a una más calmada, más detallista, más libre de prejuicios y limitaciones, más prudente, más agradecida, que busca hacer las paces consigo misma y sobre todo que se muestra tal cual es.

Feliz por lo aprendido, lo vivido, lo llorado, lo reído, por los logros, por lo que no se logró, por mi hijos, por mi esposo, mi matrimonio que ha superado incalculables pruebas, por los cambios ocurridos y por los que vendrán.

Mañana, Día 4, abro mi corazón a que renazca de nuevo y y se disponga a vivir en alegría todo lo que le traiga el tren de la vida!

Con cariño,

Isis!!!

 

Crédito Foto Isis: Otto Winter

____________________________________________________________________________________________

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Advertisements

Enjoying the Ride

In Blogging, Career, Contributors, En Español, Family, Finances, Lifestyle, News, Relationships on February 20, 2016 at 00:01

image1 (2)

By Geisel Checo

This part of my life, here and now, is what I call enjoyment. You may have that description attached to your 20s but for me, the 30s are a true joy.

Let’s get you started, I am about to hit 37, father of three boys and married to my best friend since I was 28 years old. So my thirties got me married and with a first-born little person.

We were overseas in another Caribbean island working for a local Construction Company. I say another island because I was born in one, the Dominican Republic. Therefore, my first son was born in Trinidad & Tobago of two Dominican Parents. Three years after, now in my thirties, we decided to have a second child but in the middle of it I decided not to renew my contract with the company for two more years so we went back home.

Being an engineer, with two children, getting back to the labor market after five years being overseas it is only fair that the ride started to get bumpy. Got a job, which I lost in the matter of months due to rough economy times while my wife was unemployed due to the pregnancy. Thanks to my experience in the field, I got a job in a matter of days but it required being away from home every so often.

If two little boys were not enough, we got preggo again for a third time! And with it I was transferred to Haiti for a high profile project that required a Project Manager with my expertise, or so they said… But it was! Being a Dominican in Haiti is not an easy task due to some business that happened over 170 years ago but we cannot forget our past nor our history. Even though the project was very demanding and going out for drinks was not an option, I decided to write a book on my own. I have a blog in which I write about my real and imaginary life, but to write a book is something else.

So between chapters of my stay in Haiti I had the concept of what I wanted to write about but never set my foot down to finish it. Until one day that I read about a contest for Spanish speaking writers with an opportunity to have your digital book printed out in paperback with a well renowned publisher. By that time I was Operations Manager handling five projects simultaneously since I was promoted after the high profile project was handed over to the client.

I started writing the book on or around 3am due to heavy work load because there were two of the five projects with an end date approaching and extra hours were put into play to meet the dead line. I would reach home, take a bath and start singing “it’s 3am I must be lonely” (all rights lay with Matchbox 20) and then set to write my own piece.

It took me a month to finally have it presentable or so I like to think, or maybe it was because the end date to publish it was due and I only got an hour left to do so. I rushed into the laptop, in the middle of my working day, with my boss and the Minister of Education present on the job site and I minded my own business. It was like that or nothing.

At the end, I did not even make it into the top five of which a winner was going to be elected from, but I wrote a digital book, in a month, not sleeping and with lots of responsibilities on my shoulders delivering the two mentioned projects. I am aiming to print the book on my own and put it on sale in bookstores all over the Dominican Republic.

And that’s where I say that my thirties are about enjoyment, even being a bumpy ride, with ups and downs. If all these were to happen while in my twenties I would probably be divorced by now, pressure cracked in my professional life and would have never written a book from scratch and from inside my head with my own story.

So I’m not inspiring you to not turn 30 but to embrace it, wish it and dream it. It is the start of a ride to enjoy to the fullest!

I would like to thank Laura and her empowering blog for asking me to contribute to it and I’m looking forward to contribute again, probably on her upcoming blog ‘Now That I Am In My Forties’ (just trying to set the idea in your brain!).

P.S.: If you have the time and can read in Spanish, please visit my blog at www.entrelapizypapel.blogspot.com and/or purchase the digital version of my book ‘El Presidente de la Nación’ on Amazon.

Geisel in a glimpse:

morning person – sunset collector – lover of a good wine, golf and antiquities – habano’s savorer – full moon contemplator – husband of my best friend – father of three – brother of two – proud son – creator of stories, both real and imaginary.

______________________________________________________

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

 

“-Hacia dónde va señorita?…-Al 3er piso, por favor.”

In Contributors, En Español, Lifestyle on July 8, 2013 at 09:00

MarggieCuando tenía 27 años, me dije que si a los 30 mi vida no había tomado el rumbo “esperado”, ya saben, esposo, hijos y la linda casa con perro incluido, iba a dar un cambio radical a mi vida y vaya que lo hice!

Renuncié de mi trabajo, dejé familia y amigos, vendí mi único bien material y cambié de país. Con muy pocas certezas y todos mis ahorros, me mudé a Nueva York y comencé una nueva vida. Esa combinación mortal de “tengo 30 y no sé qué voy a hacer” extrañamente me hizo tomar una decisión tan arriesgada que hasta el día de hoy no sé si atribuirla a la valentía o la locura. Y es que cumplir 30 y haber cambiado totalmente de mundo, me ha llevado por el más intenso de los caminos. El camino hacia mí misma. El número 30, simbólicamente, representó para mí el momento del cambio, y aunque han habido momentos duros, la ganancia ha sido incalculable.

Hoy tengo 31, y puedo decir con absoluta convicción, que no he vivido más intensamente antes en mi vida, como en este último año. Me he atrevido a cosas que nunca había pensado. He experimentado la total autonomía y libertad de decisión y en especial,  he aprendido a cultivar el sentimiento de que me tengo a mí misma, a pesar de todas las cosas, y esa es mi mayor ganancia. Los días malos, siguen pasando, pero los días buenos son muchos más. Hay cosas que veo más claras, hay cosas que ya no hago, hay cosas que me preocupan menos y otras que me preocupan más pero que estoy aprendiendo a sobrellevar. Hay anhelos que no se han cumplido, miedos nuevos y fantasmas que acechan, pero al mismo tiempo e inexplicablemente, hay una extraña sensación de “Todo irá bien”, que estoy convencida emana de la pertenencia a mí misma y a  la madurez.

Nada de esto recuerdo haberlo experimentado en mis 20. Me conozco más a mí misma, en cuerpo y alma y ese poder, es solo mío. En la fiesta de cumpleaños de mis 30 el lema de la invitación decía: “Comparte conmigo mi llegada al tercer piso!” y es así como lo veo, mi llegada a una etapa más, a una década más que me espera y que voy a disfrutar. Voy a recibir lo bueno y lo malo, las crisis, las fases, las subidas y bajadas de peso, el asomo de las arrugas, las canas, las nuevas y viejas relaciones con el sexo opuesto, con amistades, lágrimas, carcajadas, los retos profesionales, la posible maternidad, las sorpresas, las decepciones, mis logros y los sueños que todavía no se cumplen.  Si de eso se tratan los 30, estoy más que lista para vivirlos, totalmente segura de que al final seguiré teniéndome a mí misma, intacta en esencia pero diferente, preparada para llegar al 4to piso, a mis 40, que aún no los imagino y eso es lo mejor de todo!

Toda la suerte,

Mar

¡Queremos leer tu historia!

¡Por favor contáctanos para saber más de ti y de tus experiencias!

¡Todos los ensayos serán publicados en este blog!

¡Te esperamos!

%d bloggers like this: